Hay muchas maneras de llegar al ciclo. Lo habitual son las escaleras, pero también existen las columnas de burbujas de Recaredo.