Un bosquejo de boj escalonado preside la entrada al restaurante Ramón Freixa Madrid, ubicado en un palacete del siglo XIX que alberga el Hotel Único Madrid, en el lujoso Barrio de Salamanca, en pleno centro de la capital. Sin ruidos y con una moderna zona lounge entre enredaderas y un cuidado césped, el restaurante –miembro de Relais & Châteaux, galardonado con 2 estrellas Michelin y 3 Soles Repsol-, renueva su espacio.